Sedación

TRATAMIENTOS - SEDACIÓN

Sedación

En la sedación consciente inhalatoria, el paciente respira a través de una mascarilla una mezcla de oxígeno y óxido nitroso, popularmente conocida como “gas de la risa”. Al inhalar ese gas, totalmente seguro y administrado por personal cualificado, experimenta una agradable sensación de confort que le permite controlar la ansiedad, mientras se minimizan o suprimen los movimientos indeseados que pueden dificultar el tratamiento dental.

El óxido nitroso actúa como un potente analgésico que relaja el sistema nervioso central, sin ningún efecto secundario para la respiración o las mucosas y sin provocar alteración cardiovascular alguna. Una vez el especialista finaliza su trabajo y concluye la administración de la mezcla gaseosa, el paciente recupera su estado normal en unos pocos minutos, pudiendo incluso conducir.

Abrir chat